sábado, 16 de mayo de 2009

Archibaldo estuvo en la gran manzana

Archibaldo estuvo
en la
gran manzana
(poema cumbianchero en 10 artefactos)




uno

a Archi lo invitan a un festival de poesía
en la Feria de las Vanidades
de la gran manzana
y lleva a la tintorería el viejo gabán negro.

Tinto Leilo Sacamancha se enoja
y grita como un pájarito atragantado
“estlas manchas no salil con nada
yo coblale más calo, más calo”

la esposa y la hija ríen en secreto
lo miran a Archi con carita de durazno japonés
y bajan la vista respetuosamente.

Archi saca la platinada del bolsillo
le convida al ponja
después le da un un beso largooooo
que muchas mujeres deserían.

y se va.





dos

en el festival todos aplaudían a todos
todos festejaban a todos
todos amaban a todos.

que hermoso!
que hermoso todo!.

poetas para admirar
poetizas para soñar
fotógrafos para posar
intelectuales para admirar
público a cagar
(perdón la rima me lleva por caminos inaceptables).

y a Archibaldo solo le importaba
una bella hembra
que lo miraba con lascivia.

o sería el rebote de la mirada
de Archi
en los ojos asediantes de ella?






tres

en la gran manzana las mujeres corren a las zapaterías
los hombres corren a las mujeres
los chicos corren a las plazas
las plazas corren a los borrachos
y los viejos corren con bastón
a los políticos que corren a los paraísos fiscales.

los chorros corren
a los mercaditos chinos
los chinos corren tras la guita
la guita se escapa por ezeiza.

los canas corren a los chorros
los chorros se escapan en taxi
los taxis son unos chorros.

los taxis corren por todos lados
los micros corren a los taxis
hasta que se estrolan en medio de la 9 de julio

los canas corren al lugar del hecho
los mirones corren a excitarse
los excitados corren a los telos
los telos corren a los trabas
los trabas corren a los señores.

las ambulancias corren a la sangre
la sangre corre por las calles
las ambulancias llevan pizzas
las pizzas se llenan de sangre
los tordos te chupan la sangre.

las calles nocturnas corren a la gente
la gente corre a los subtes
los subtes corren como gusanos
los gusanos gritan en Miami.

todos están apurados
por llegar a la Gran Feria de las Vanidades.





cuatro

Archibaldo se escapó de la poesía culta
y bien pensante
y se fue al abasto.

en el club “el mundo”
apareció la señora poesía
llevaba una vieja minifalda
y un tajo en el alma.

es una señora vulgar
nada refinada
habla como un camionero
viste un escote acentuado
y tiene un par de tetas prominentes
nada de cirujanos
solo amantes desesperados.

es una señora pendenciera
y tiene unos ovarios de fierro
y una boca dulce
para putear al mundo.

esa señora
les digo a ustedes:
delicadas poetizas y elegantes poetastros

es una gran señora.



cinco

“Estou muito feliz de estar aqui”
decía en portuñol un poeta brasuca.

en el abasto los poetas gritan
su poesía a los perros callejeros.

poesía alcóholica
de mil birras
poesía pendeja
de mil porros
poesía vejeta
de mil anécdotas.

“Estou muito feliz de estar aqui”
repetía en portuñol el poeta brasuca.

poesía parida
en las pastillas de ayer
en los polvos de paredones oscuros
en las culeadas contra cajeros automáticos
poesía reventada
a los veintiuno
que a los cincuenta será bancaria.

poesía que quiere
(pero no puede)
tocarle el culo a la gran señora.

“Estou muito feliz de estar aqui”
decía en portuñol un poeta brasuca.





seis

Archi no es de hacer amigos
ni amigas
prefiere espectadoras y húmedas fans.

pero en la gran manzana
Archi está tan solo
que algunos poetas se compadecen de él

así conoce a Nora, Liliana, Juan y Nicolás
y juntos salen a beber la noche
en birras oscuras y calles llenas de personajes extraños.

Archi quiere hacerles una exhibición en agradecimeinto
pero ellas se espantan
y ellos se niegan.

Archi está desahuciado.

se encierra en el hotel
y espera que lleguen sus fans en tropel
tiren la puerta abajo
y le rueguen por su acto

y despierta solo y sediento
como en ciertas mañanas del desierto.




siete

simpáticas tribus urbanas
de emos
floggers
y pokemones
darks, góticos, sharps
skins, heavys, punks, grunges
rockers, rollingas, cumbieros, raperos, metaleros
viejos hippies, ye-yes, glams, b-boys, mods
gamers
otakus
rastas
y skaters
invaden las calles
junto a unos pocos tipos raros de saco corbata y maletín.

Archi los observa y piensa
menos mal que estos cabezas
no inventaron los archies
¡porque yo soy
único pendejos!.




ocho

Archi se sienta
a la gran mesa del banquete poético
y dice lo suyo.

algunos escuchan y piensan
“de dónde salió este tipo
es la última vez que lo invitamos”

“SEGURDAD! SEGURIDAD!”

“un poeta del interior
está ofendiendo a la poesía
y se mofa de la querida y famosa Su”

grita un poeta aburrido y extranjerizado
en medio del gran salón

“SEGURDAD! SEGURIDAD!”




nueve

Archi escapa por una puerta lateral
lo persigue una turba embravecida
con sus encumbradas metáforas
sus versos elegantes
y su venganza de premios y cientos de distinciones

y se pierde entre el salón ocre antiguo y el amarillo patito
es que no sabe diferenciar
los nuevos colores de la gran ciudad.

y se vuelve rojo de rabia
en la sala jose alfredo martinez de hoz
de la inigualable sociedad rural argentina
mientras tararea
“las penas son nuestras y la vaquitas son ajenas…”.

ahora lo persigue una horda
de señores de saco y corbata
con trilladoras y sembradoras john deere
y 5000 vacas aberdeen angus
4000 toros reproductores bien criollos
3000 ovejas esquiladas al verdadero corte inglés
y una vieja gallina bataraza…

Archibaldo corre
y corre
entre libros de tapa dura
y revistas papel ilustración
corre
corre
y no para de correr

quién te apura forrest gump?
le grita un canchero de la gran urbe

pero Archibaldo no le contesta
solo corre y corre
a refugiarse en unos senos cálidos
que lo reciben con ardor.

es que Archibaldo
tiene la lengua afuera
de tanto correr.




diez

Archi se la había creído.

se había creído que era poeta
y que todos aplaudirían
y lo vitorearían
y pedirían bises a rabiar.

había creído que sus sucias metáforas
lo lanzarían a la fama
lo elevarían sobre la muchedumbre
lo convetirían en un escritor de fuste
en un poeta amado por las mujeres
en un ser excepcional…

señoras y señores
discúlpenlo por favor
Archibaldo es un verdadero iluso.

al gran iluso argentino
SALUD!!.